lunes, 28 de mayo de 2018

LGTBIfobia: al odio, ni agua



Recientemente escribía que hay que rechazar y actuar contra quienes jalean actitudes como las de “La Manada”, vengan de donde vengan, del poder judicial, de los medios de comunicación, de opinadores o tuiteros en busca de espacio y ruido. Esa es mi opinión y de las Comisiones Obreras. La lucha por la igualdad es complicada pero irreversible; luchar contra fobias ancestrales es avanzar por el camino del progreso. Por ello, también las Comisiones Obreras estamos implicadas con el colectivo LGTBI y el pasado 17 de mayo participamos activamente en la conmemoración del Día de la LGTBIfobia, el día contra quienes muestran odio a lesbianas, gays, transexuales o bisexuales.
En esta fecha en 1990 se suprimió la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales de la Organización Mundial de la Salud, un gran paso, que sigue siendo contestado por organizaciones ultras como “Hazte Oír”, que sin ningún pudor fomentan el discurso del odio dando pábulo a “terapias repartidas de la homosexualidad”.
La ley debe perseguir a quienes quieren hacer pasar por ciencia e investigación social, lo que simplemente es ideología ultra con la intención de sembrar odio y dolor en la sociedad. La libertad de expresión no puede amparar ni el odio, ni las falsedades frente al consenso médico acerca de realidades como la homosexualidad o la transexualidad.
La LGTBIfobia se manifiesta de muchas maneras, desde comentarios, a agresiones; y se da en todos los ámbitos de la sociedad, pero tal como ha denunciado la Federación de Enseñanza de CCOO de Madrid, la LGTBIfobia sigue siendo uno de los principales factores de acoso y discriminación en las escuelas.
La Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) incidía en este asunto: “el bullying (acoso) motivado por la orientación sexual, la identidad de género y la expresión de género sigue siendo el mayoritario en España. Todas las medidas que en la actualidad se llevan a cabo siguen sin ser suficientes para acabar con una problemática tan grave”. Además, es un tema que prácticamente no se aborda en infantil y primaria, donde también es imprescindible”.
Quizá mi faceta de docente me lleve a considerar siempre que a los seres humanos se nos abren los ojos a la vida en el entorno familiar y, principalmente, en el escolar. La educación es la base de una sociedad. Y también en este asunto, el Partido Popular de la Comunidad de Madrid ha hecho dejación de funciones.
El nuevo y flamante presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, tiene tiempo para demostrar que su Gobierno no va a ser el de un interino. No puede esperar más un plan integral sobre educación y diversidad que está previsto desde hace dos años en la Ley 3/2016 de Protección Integral contra la LGTBIfobia y la Discriminación por Razón de Orientación e Identidad Sexual, aprobada en julio de 2016. Además, no debe seguir protegiendo y financiando a los centros escolares que segregan al alumnado por sexo y defienden un modelo de educación que fomenta los estereotipos y legitima el machismo.
En la otra orilla de la vida se encuentran las personas mayores. ¿Qué pensión pueden disfrutar aquellas personas que durante toda su vida han padecido discriminación laboral por su orientación sexual?; ¿qué ocurre con aquellas personas LGTBI que sus últimos años de vida se recluyen en una residencia y se encuentran en un entorno hostil?, ¿tienen que volver al armario del silencio y la vergüenza?
Mientras, en el fluir de la vida, la información es esencial para romper estereotipos y prejuicios instalados en el mundo del trabajo. Con ese objetivo el pasado año las Comisiones Obreras de Madrid publicamos una extensa guía, muy pedagógica para lograr más pronto que tarde la “cero discriminación” al colectivo LGTBI. Con este instrumento, CCOO de Madrid, empujado por su Secretaría de Política Social es un agente, un activista de igualdad dentro y fuera de las empresas.
Hay que erradicar las cifras del odio, que en Madrid dejaron registrados 321 incidentes de odio o discriminatorios en 2017, según el Observatorio de la LGTBIfobia. Hay que combatir el odio con educación y perseguir legalmente a quienes lo jalean. A la intolerancia, al odio, ni agua.
Jaime Cedrún
Secretario general de CCOO de Madrid

Importancia de estar afiliado o afiliada a un sindicato.


¿Qué ocurre cuando un o una empleada le pide a su empresa que "le arregle" los papeles del paro?


En excedencia por cuidado de hijos y nuevo parto ¿tengo derecho a la prestación por maternidad?


En Grandes Almacenes, con un tiempo parcial no se vive